Semana 15 de embarazo

semana 15 de embarazo

El crecimiento de tu bebé está dando pasos significativos. A estas alturas, tiene el largo de una manzana grande. Eso es aproximadamente 4.5 pulgadas de la cabeza al trasero con un peso de 2 a 3 onzas.

Al final de la decimoquinta semana de embarazo, tu bebé podría ser capaz de mover los dedos de las manos y de los pies, cerrar el puño o incluso chuparse el pulgar.

Esto es lo que también está tomando forma:

  • La piel se está desarrollando y el cabello está apareciendo en el cuero cabelludo y las cejas de tu bebé.
  • Los oídos y los ojos se están moviendo a su posición correcta
  • El sistema esquelético y los músculos continúan desarrollándose y fortaleciéndose.

Tu nutrición y salud: este es el momento de volverse loca.

Adaptar la nutrición adecuada en cada comida, todos los días, a veces puede resultar desalentador. Obtén nutrientes valiosos y grasas saludables para el corazón en tu dieta diaria con un puñado de nueces, como almendras, cacahuates, muchas nueces y pistachos.

Las nueces proporcionan proteínas, magnesio, vitamina E y algunas vitaminas B. Y aunque las nueces tienen más grasa, son monoinsaturadas, lo que es bueno para el corazón.

Cosas en las que pensar ahora: Poniendo tu embarazo a prueba.

Durante el embarazo, tu médico puede recomendar varias pruebas por una variedad de razones. Tú y tu médico deben discutir qué pruebas necesitas y cuándo.

Las pruebas prenatales son como una ventana a la salud de tu bebé, y lo preparan mejor para abordar cualquier preocupación potencial en el futuro.

La prueba triple es un examen común que es más preciso cuando se realiza entre las semanas 16 y 18 del embarazo. La prueba triple evalúa trastornos cromosómicos, como el síndrome de Down, y anomalías de la columna vertebral, como la espina bífida. Este examen de sangre materna mide:

  • AFP – una proteína producida por el feto
  • hCG – una hormona producida dentro de la placenta
  • Estriol – estrógeno producido por el feto y la placenta

Preguntas a considerar antes de la prueba:

  • ¿Qué harás con la información?
  • ¿La información ayudará a tu médico a cuidar mejor de ti y de tu bebé?
  • ¿Qué tan precisos son los resultados?
  • ¿Cuáles son los riesgos?

¿Qué pasa la semana que viene? ¡Tu bebé está en movimiento!

El sistema nervioso y el esquelético unen sus fuerzas, lo que significa que los músculos de tu bebé están empezando a trabajar.

Ahora que tu embarazo avanza puede que tengas demasiadas cosas en las que pensar, sin embargo, intenta no abrumarte con todo esto, sino disfrutarlo, ya que aunque esto parezca una cuenta regresiva hasta el día del nacimiento del bebé ¡No lo es!

En realidad verás que poco a poco todo se resolverá de aquí hasta la llegada del bebé así que solo relájate, intenta no pasar molestias ni discusiones, ya que todo esto lo sentirá tu bebé y puede que para ti sólo sean sentimientos de molestia o de ansiedad pero para un bebé en crecimiento podría ser un gran estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *