Semana 23 de embarazo

semana 23 de embarazo

La práctica de respiración comienza ahora.

Gran parte del desarrollo de tu bebé durante la semana 23 es prepararse para su primer aliento real una vez que nazca. Aunque tu bebé está recibiendo todo el oxígeno que necesita de su placenta, sus pulmones se desarrollan rápidamente esta semana en preparación para el nacimiento.

Durante este período de práctica, tu bebé desarrolla los músculos del diafragma con movimientos respiratorios que mueven el líquido amniótico dentro y fuera de los pulmones.

Lo más destacado de esta semana también incluye:

  • Tu bebé pesa un poco más de una libra ahora, y tiene el largo de una mazorca de maíz.
  • Sus pulmones están produciendo una sustancia llamada surfactante que permite que los pulmones se inflen y desinflen sin colapsar o pegarse.
  • Tu bebé en realidad parece un bebé. Aunque la grasa de su cuerpo sigue llenando su piel

Tu nutrición y salud: ganando terreno (y peso)

Sin duda Tu cuerpo ha visto muchos cambios durante la semana 23. Al igual que muchas mujeres embarazadas, es posible que te preguntes, ¿Qué es un aumento de peso «normal»?

El embarazo típicamente involucra aumento de peso. El peso extra proporciona alimento para tu bebé en crecimiento. También se almacena para ayudar con la lactancia materna después del nacimiento del bebé.

Las directrices del Instituto de Medicina señalan que las mujeres con un peso normal antes del embarazo aumentan un promedio de una libra a la semana para la semana 23 del embarazo. Habla con tu médico acerca de dónde se encuentra en el espectro del peso.

¿Cómo puede pesar tanto ese pequeño bebé?

Ten en cuenta que el aumento de peso durante el embarazo es diferente para cada mujer y cada bebé:

  • Bebé 6-½ a 9 libras
  • Placenta 1-½ libras
  • Líquido amniótico 2 libras
  • Útero 2 libras
  • Senos más pesados 2 a 3 libras
  • Volumen adicional de sangre 3 a 4 libras
  • Aumento de líquidos 3 a 4 libras
  • Almacenamiento de grasa 6 a 8 libras

Cosas en las que pensar ahora: ¿Te sientes desequilibrada?

Si sientes que tu centro de equilibrio está fuera de servicio a las 23 semanas y más allá, no estás sola. Las hormonas que están aflojando las articulaciones y los ligamentos pueden hacer que sea difícil ser grácil. Sentirse torpe a medida que tu bebé crece es normal.

Ten en cuenta lo siguiente:

Ten mucho cuidado y haz incluso las actividades más simples más lentamente.

Si te caes y te preocupa, alerta a tu médico. Sólo recuerda que tu bebé está bien protegido dentro de tu útero y dentro de un cojín protector de líquido amniótico.

¿Qué pasa la semana que viene?

Tu bebé comienza a desarrollar un sentido del equilibrio.

¿Por dónde es arriba? Tu bebé probablemente lo sabe. Ahora que su oído interno, que controla el equilibrio, ha terminado de desarrollarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *