Semana 8 de embarazo

semana 8 de embarazo

Los dedos de los pies y de las manos se desarrollan, mientras que la cara se vuelve más definida.

Cuando tienes entre 7 y 8 semanas de embarazo, las partes del cuerpo y las proporciones de tu bebé continúan desarrollándose y cambiando rápidamente.

Esto es lo que está pasando durante tu octava semana:

  • Tu bebé mide ahora más de 1/2 pulgada de largo, más o menos el largo de un frijol.
  • Se desarrollan pequeños dedos de las manos y de los pies.
  • Los brazos y las piernas se alargan.
  • Las muñecas, los codos y los tobillos son visibles.
  • Se le forman los párpados y sus orejas, labio superior y punta de la nariz se vuelven más definidos.

Tu nutrición y salud: ¿Puedo comerlo o no comerlo? Esa es la cuestión.

A medida que tu cuerpo cambia durante el embarazo, es importante que ajustes tu régimen de ejercicios y dieta. Como siempre, habla con tu médico acerca de los cambios correctos para ti y tu bebé en crecimiento.

Hay muchas cosas que deberías hacer durante el embarazo, desde comer diferentes alimentos hasta participar en nuevas actividades. Pero por otro lado también hay cosas que debes evitar. Un estilo de vida libre de alcohol y tabaco reducirá el riesgo de enfermedades y defectos de salud en tu bebé nonato, y puede mejorar tu salud durante y después del embarazo.

La mayoría de los médicos están de acuerdo en que el consumo de cafeína debe ser limitado. Esto incluye limitar los refrescos endulzados con azúcar que contengan cafeína. Muchos nutricionistas y médicos recomiendan limitar la cafeína a 200 mg por día, lo que equivale a dos tazas de café de 8 onzas. Pregúntale a tu médico acerca de cuánta cafeína puedes tomar diariamente.

Los edulcorantes artificiales (aspartamo, sucralosa, acesulfamo-K y stevia) son seguros de usar con moderación. Si normalmente consumes refrescos dietéticos que contienen edulcorantes no nutritivos, el contenido de cafeína todavía cuenta.

Incorpora ciertos alimentos a tu dieta de manera segura:

Algunos alimentos pueden ayudarte a ti y a tu bebé a obtener los nutrientes esenciales que necesitan durante el embarazo, pero no todas las variedades son saludables.

Comer pescado graso, como el salmón, es una excelente manera de obtener los ácidos grasos omega-3, que son un componente importante para el cerebro y el desarrollo neurológico de tu bebé. Evita a toda costa comer tiburón, pez espada, caballa gigante y el blanquillo. Contienen altos niveles de mercurio que pueden dañar potencialmente a tu bebé nonato. Los nutricionistas tienen recomendaciones actualizadas con respecto a la cantidad de pescado que se puede consumir de manera segura durante el embarazo.

El paté refrigerado o las pastas para untar de carnes también pueden causar problemas de salud, al igual que las ensaladas hechas en la tienda: ensalada de jamón, ensalada de pollo, ensalada de huevo, ensalada de atún o ensalada de mariscos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *