¿Qué síntomas son normales en el embarazo?

¿Qué síntomas son normales en el embarazo?

El embarazo es un momento emocionante en la vida de una mujer, pero también puede ser abrumador a medida que su cuerpo cambia de nuevas maneras. A medida que avanza el primer trimestre, es posible que empieces a preguntarte: ¿Se supone que debo sentirme así, o algo está mal?

Muchos de los síntomas del embarazo no son agradables, pero queremos asegúrate de que son completamente normales. La mayoría de las mujeres tienden a empezar a experimentar los síntomas alrededor de 3 – 4 semanas después de la concepción a una edad gestacional de más o menos 5 – 6 semanas.

Lee este artículo para que sepas qué esperar de esta experiencia:

Síntomas tempranos del embarazo

Los primeros síntomas del embarazo suelen ser los más confusos, y son los siguientes:

El primer síntoma del embarazo es la falta de un periodo menstrual.

Puede parecer obvio, pero realmente es el signo primordial de que podrías estar embarazada. Tan pronto como el primer día de su periodo menstrual perdido, es posible averiguar si estás embarazada, ya sea con una prueba de embarazo casera o con una prueba de sangre en el consultorio de su médico. Con cualquiera de estos métodos ya podrás saber si estás esperando un bebé o no.

Desafortunadamente, no todas las mujeres tienen la suerte de tener períodos realmente regulares, lo que hace que este síntoma sea menos útil. Si eres una de esas mujeres, piensa en otras señales tempranas de embarazo que podrían hacer que consideres hacerte una prueba de embarazo.

Las náuseas y los vómitos se encuentran entre los síntomas más comunes en las mujeres durante el primer trimestre del embarazo. Más de la mitad de las mujeres embarazadas experimentan náuseas y, lamentablemente, muchas también tienen vómitos.

Antojos de comida

Los antojos y las aversiones extrañas a la comida son un síntoma que puede durar todo el embarazo.

Las mujeres embarazadas suelen empezar a experimentar náuseas y/o vómitos antes de la novena semana de embarazo. Estos síntomas también pueden estar asociados con antojos o aversiones a la comida. Aunque los antojos extraños de comida pueden durar durante todo el embarazo, afortunadamente la mayoría de las náuseas y los vómitos desaparecerán al final del primer trimestre.

Nadie sabe exactamente qué desencadena las náuseas y los vómitos, ya que puede deberse al aumento de los niveles de la hormona del embarazo HCG. Algunos médicos han sugerido que hace mucho tiempo las náuseas y los vómitos impedían que las mujeres embarazadas comieran cosas que podrían haber sido peligrosas para el embarazo temprano.

La sensibilidad o el dolor en los senos también aparecen muy temprano en el embarazo. Esto es por el aumento de las glándulas mamarias y de la retención de líquidos que ahora hace tu cuerpo. La cantidad de tejido graso aumenta debido al aumento de los niveles de hormonas del embarazo. El pezón y la areola también se oscurecen muy pronto después de la concepción.

Cuando las pacientes llaman preocupadas por el sangrado durante las primeras etapas del embarazo, a menudo les pregunto si todavía notan sensibilidad en los senos, ya que puede desaparecer si el embarazo ya no es viable.

La fatiga y la somnolencia es una queja común en las primeras etapas del embarazo. El aumento de los niveles de hormonas del embarazo, en particular de progesterona, puede provocarle sueño. Los estudios han demostrado que si se les da progesterona a los hombres puede inducir la misma sedación que ocurre en las primeras etapas del embarazo. Afortunadamente, este síntoma normalmente se resuelve después del primer trimestre.

Síntomas del embarazo tardío

La progesterona causa relajación del músculo liso en su cuerpo, lo cual lleva a que se presenten muchos de los síntomas que experimentan las mujeres embarazadas.

Las mujeres a menudo se quejan de orinar mucho durante el embarazo. Al principio del embarazo, la progesterona relaja las vías urinarias. A medida que el embarazo continúa, su útero en crecimiento ejerce presión sobre su vejiga, haciendo que parezca que simplemente no puedes retener tanta orina.

Un tracto gastrointestinal lento causa distensión y estreñimiento. Esto puede empeorar cuando se les pide a las embarazadas que tomen suplementos de hierro para prevenir la anemia.

La progesterona también relaja el músculo del esófago, permitiendo que el ácido refluya desde el estómago hacia la parte inferior del esófago causando acidez estomacal. El crecimiento del útero empeora este síntoma al aumentar la presión sobre el estómago.

Aproximadamente tres cuartas partes de las mujeres sentirán regularmente falta de aliento durante el embarazo debido al desplazamiento hacia arriba de su diafragma. Sin embargo, no te preocupes, tú (y tu bebé) están recibiendo suficiente oxígeno.

Las mujeres embarazadas se reconocen por los cambios de humor y los cambios emocionales. Son causadas por varios factores diferentes: el estrés físico del embarazo en sí, la fatiga, los cambios en el metabolismo, y los altibajos hormonales.

El mareo es un síntoma común que empeora en el último trimestre del embarazo, a medida que el útero crece y empuja más las venas que devuelven la sangre de las piernas.

Cuando cambias repentinamente de posición o te pones de pie, hay menos sangre fluyendo hacia su cerebro, causando que se sienta mareado e inestable. Les aconsejamos a las mujeres que vayan despacio y que le den a su cuerpo suficiente tiempo para ajustarse al estar de pie o sentadas.

El aumento de la pigmentación de la piel no se limita a sus senos. Otros cambios prominentes incluyen el oscurecimiento de la línea que va desde debajo del ombligo hasta el hueso púbico y manchas oscuras que aparecen en la frente y las mejillas.

Finalmente, muchas mujeres embarazadas luchan contra el insomnio. Esto puede continuar durante el embarazo y puede ser difícil de resolver. Disminuir el tiempo que pasa frente a una pantalla inmediatamente antes de acostarse y tomar un baño nocturno caliente puede ayudar. Consulta con tu médico obstetra si no puedes desarrollar una buena rutina para dormir.

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *